Copyright, ACQWEATHER y Asociados, Santo Domingo, República Dominicana. Calle Santiago No. 453


EL TORNADO DE SALCEDO DEL 19 DE OCTUBRE DEL 2000

Antonio Cocco Quezada

Las fotografias en los medios de comunicación mostraban daños en la vegetación causados por las corrientes descendentes de poderosas nubes cumulonimbus en el valle del Cibao, un a de las cuales además evidenciaba la presencia de un vórtice en superficie de corta duración con la caida de cocoteros en diferentes direcciones y la vivencia de lugareños de hojas de zinc volando como hojas. Por el tipo de daños observados y el tiempo de duración se trata de un pequeño tornado categoría F-0 de la escala FUJITA de intensidad de tornados donde los vientos pueden alcanzar hasta los 116 kilómetros por hora.

Las imágenes de satélites mostraban el jueves 19 en la mañana la organización del área de baja presión en el atlántico de la cual `se proyectaban algunas bandas de nubosidad, una de ellas llegaba a Puerto Rico y la República Dominicana. En la correspondiente a las 4:15 de la tarde swe puede observar esta banda desde lo que ya era la depresión tropical que engendrara a la tormenta tropical NADINE en el atlántico y una pequeña vaguada desde el centro del país hacia el norte pasando sobre Puerto Plata y con movimiento hacia el este.

Los dos sistemas, uno tropical y otro de latitudes medias tuvieron su encuentro dos horas más tarde a las 6:15 PM. como se puede ver en la imagen de satélite correspondiente a esa hora, donde la mayor actividad convectiva se observa en la zona del tornado. Esta pequeña manifestación  de la violencia de la naturaleza produjo grandes pérdidas en el sector agrícola y deestrucción de viviendas en las comunidades rurales que ascendieron a varias decenas de millones de pesos, se reportaron también granizadas.

La estación de rastreo de descargas eléctricas del Club de Meteorología del Colegio Loyola también registró un considerable aumento en la frecuencia de la actividad eléctrica coincidiendo con lo que se observaba en las imágenes satelitales, esto puede abrir las posibilidades de que, en un futuro inmediato, puedan monitorearse situaciones muy particulares especialmente en los períodos de transición, donde se le puedan proporcionar alertas a la población que les sirva para tomar las medidas preventivas. ACQ
Nov.2, del 2000